domingo, 20 de noviembre de 2016

A un olmo seco

Tema:
Esperanza de un resurgimiento de la vitalidad y de un futuro mejor.

Resumen:
El autor hace una descripción del olmo, destacando las hojas verdes que le han salido a pesar de estar medio podrido. Antes de que desaparezca por diversas causas, quiere dejar constancia de él y de su grandeza. Finalmente, expresa su deseo de que ocurra un milagro como el acontecido en el árbol.

Estructura:
La estructura interna se compone de tres partes:

– Descripción del olmo (desde “al olmo viejo” hasta “las arañas”): estado, localización y comparación con los álamos.

– Deseo de plasmar por escrito la importancia que tiene para él (desde “antes de que te derribe” hasta “tu rama verdecida”): enumeración de los posibles destinos del olmo y voluntad de hacer algo al respecto.

– Identificación de su propio sentimiento de esperanza con las hojas verdes del olmo (desde “mi corazón espera” hasta “la primavera”).

Comentario crítico:

Este poema titulado “A un olmo seco” pertenece a la obra Campos de Castilla de Antonio Machado, autor de la Generación del 98. Esta obra forma parte de su segunda etapa, en la que abandona el periodo modernista para darle mayor importancia al tema de España, reflejado en el paisaje (principalmente de Castilla). En ella expresa también su preocupación por el estado de Leonor, y más tarde, el dolor por su muerte.

En el poema, Machado hace coincidir la realidad con el paisaje. El olmo es un símbolo de todo aquello que, contra todo pronóstico, es capaz de renacer, de salir adelante a pesar de estar a punto de sucumbir. Las hojas verdes representan la esperanza, que surge con la llegada de la primavera (las lluvias de abril y el sol de mayo), y constituyen el último resquicio de vitalidad del árbol. Se establece un claro contraste entre estas y el estado de deterioro del olmo, y también con los álamos que bordean el camino: en ellos habitan los ruiseñores, que simbolizan la vida frenética y la vitalidad, lo cual nunca podrá ocurrir con el viejo olmo. En su lugar, encontramos hormigas y arañas, que indican la cercanía de la muerte.

Machado ve todo esto y prevé su final, ya sea por la acción del hombre (el hacha del leñador, el carpintero, el hogar de alguna mísera caseta) o por la naturaleza (un torbellino que lo descuaje, el río que lo lleve hasta el mar). Sin embargo, quiere quedarse con la “rama verdecida”, quiere aferrarse a lo único que pervive en él, para ver si en la vida real puede ocurrir lo mismo.

El poema puede verse con una doble intencionalidad. Por un lado, el símbolo del olmo se ve más claramente como referencia a Leonor, que en estos momentos estaría muriéndose. En este caso, el rayo que parte al olmo en dos representaría la enfermedad que sufre, al igual que el “ejército de hormigas” y las “arañas que urden sus telas grises”. Él sabe que le queda poco tiempo de vida, pero mantiene la esperanza mientras haya una pequeña posibilidad de que mejore su salud (esto sería la rama verdecida). Otra opción es que se refiera a la misma España: el estado del olmo simboliza la decadencia del país, pero Machado confía en su recuperación. Además, su localización a la orilla del Duero es una clara referencia al paisaje de Castilla. En general, intenta hacernos ver que hay que mantener la ilusión cuando todo parece perdido.

Personalmente, estoy de acuerdo con la postura de Machado de que hay que mantenerse optimista ante una situación adversa, pero también pienso que en ocasiones es mejor no ilusionarse en exceso, ya que en ese caso, todo aquello que pueda salir mal acaba afectando mucho más. Yo creo que hay que tener una visión más bien realista del mundo, para así contemplar todas las posibilidades, pero siempre manteniendo la esperanza en que las cosas pueden mejorar.

Hay situaciones irreversibles en las que uno debe hacerse a la idea de que no se puede hacer nada más para cambiar las cosas. Por ejemplo, en el caso de Leonor, a pesar de la confianza que tiene Machado en una posible mejoría, finalmente acabó muriendo. Sin embargo, si siempre tenemos una visión negativa, acabaríamos sumidos en un estado de estancamiento en el que nada puede cambiar, ya que no nos plantearíamos siquiera la posibilidad de mejorar.

Esto es también aplicable a la sociedad en general. Los grandes cambios son llevados a cabo por gente que ve un pequeño resquicio, una “hoja verde”, en un entorno desfavorable, y hace lo que sea necesario para conseguir que esa oportunidad llegue a ser una realidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario